jueves, octubre 15, 2015

El corrido de Joaquín, el fugado de Joaquín

Sergio Humberto Brown Figueredo

El primer Joaquín en crisis es López Dóriga. Su fortuna deriva de explotar presupuestos públicos a cambio de protección con el falo-micrófono durante décadas. La traducción de teacher al español es maestro. Entonces López Dóriga ¿de qué es maestro? Según el reportaje que publicó Jenaro Villamil en Proceso: de la mentira y de la extorsión. Le importa un cacahuate el periodismo o la libre información, quiere acumular dinero, poder, o más dinero. Y en la cúspide del EGO atacó a María Asunción Aramburuzabala, oligarca poderosa. Y lo tronó. López Dóriga es lo que ha sido siempre, un manipulador, pero millones más lo saben y es probable que lo corran pronto de su cueva/pantalla. Se requiere ya otro proyector de sombras.

El otro Joaquín en el túnel es, Guzmán Loera, estrella de La República de la Televisión, héroe bandolero que la empresa del Lazcá-rraga promueve como superdotado que burló al sistema penitenciario, a la inteligencia militar, a la policía federal, a la Secretaría de Gobernación mientras disfrutaba de un "sabadazo". Un guión increíble desde lo político, pero efectista desde la ficción o la telenovela. Ese Joaquín es anti-héroe necesario para producir la necesidad de la extraseguridad. Santo Estado armado, protégenos de él. Y para detener al Alcapone región 4, aceptaremos la retenización, la presencia militar en las calles, el espionaje o los marinos desplegando fuerzas terrestres. Con el pretexto de capturar a Joaquín (LoEra), en nombre de la seguridad, nos cortarán a todos las alas.

No hay comentarios.:

Contra(comunicado):

Como decía Henry David Thoreau, "No pido inmediatamente que no haya gobierno, sino inmediatamente un gobierno mejor". El orígen de Medios y política fue el fraude electoral del 2006: nació La República de la Televisión y la programa(ción) se volvió dicta(dura): un monopolio opinativo de Tercer Grado. Aquí en 'Medios y política' están las evidencias comunicacionales que sostienen nuestra tésis: Felipe Calderón no ganó las elecciones; la oligarquía lo impuso mediante un fraude para auto(comprarse) lo que queda de México. Y lo repitieron imponiendo a Enrique Peña Nieto en el 2012. Por eso pedimos lo posible: que se restaure La República.

Vistas a la página totales

Gráfica Radical

 photo Jaguar01.jpg

Huracán: La política secreta neoliberal

Huracán: "Ayotzinapa. El motivo"

Archivo del Blog