lunes, marzo 02, 2015

URGENTE: solidaridad con Rossana Reguillo

A LA OPINÓN PÚBLICA:
De nueva cuenta están desatados los demonios. En los últimos días la Dra. Rossana Reguillo ha recibido amenazas sobre su vida de forma anónima. No sabemos si fueron agentes políticos, policiales o de organizaciones criminales, pero una vez más estos ataques a la participación democrática ensombrecen la vida de México y evidencian la incapacidad de las autoridades para garantizar la acción de investigadores, militantes sociales y comunicadores.
Rossana es una de las pensadoras y analistas más lúcidas de la comunidad académica, con amplio reconocimiento nacional e internacional y su compromiso social ha estado siempre presente en la búsqueda de alternativas ante la injusticia y la desigualdad. Antes que intentarla callar deberían oírla, en paralelo a la multitud de voces que están proponiendo nuevos caminos y no los trillados que vienen de una mirada autoritaria del poder.
Nos solidarizamos con Rossana y con todas las demás personas que reclaman que este país recupere el gobierno que merece. Estaremos atentos a su integridad plena.
Néstor García Canclini
José Antonio Pérez Islas
Ana Rosas
(Entre otros)

No hay comentarios.:

Contra(comunicado):

Como decía Henry David Thoreau, "No pido inmediatamente que no haya gobierno, sino inmediatamente un gobierno mejor". El orígen de Medios y política fue el fraude electoral del 2006: nació La República de la Televisión y la programa(ción) se volvió dicta(dura): un monopolio opinativo de Tercer Grado. Aquí en 'Medios y política' están las evidencias comunicacionales que sostienen nuestra tésis: Felipe Calderón no ganó las elecciones; la oligarquía lo impuso mediante un fraude para auto(comprarse) lo que queda de México. Y lo repitieron imponiendo a Enrique Peña Nieto en el 2012. Por eso pedimos lo posible: que se restaure La República.

Vistas a la página totales

Gráfica Radical

 photo Jaguar01.jpg

Huracán: La política secreta neoliberal

Huracán: "Ayotzinapa. El motivo"

Archivo del Blog